martes, 13 de septiembre de 2011

DE FIESTAS DE PUEBLO Y CHOCOLATE CON CHURROS JAJAJAJAJAJAJA


Pues sí, ya han pasado las fiestas del pueblo, y aunque parece que la resaca, el cansancio, y las agujetas, sobre todos las agujetas, todavía me siguen acompañando, ¿qué queréis que os diga? PUES QUE HA MERECIDO LA PENA, aunque haya tenido que bailar otra vez el Paquito Chocolatero de las narices jajajajajajajajaja.

Y sí, disfruté los fuegos artificiales cumpliendo con una tradición que llevo sin perderme tantos años… Buffffff que vieja que soy (y qué poquito me quejo). Claro que la del vodka también la cumplí, y para eso no digo que soy vieja jajajajajajaja.

¿Lo mejor? Pues descubrir que mis amigos, sí, los de toda la vida, no han envejecido nada y siguen como siempre (aunque ellos dicen lo mismo de mí). Para qué mentirnos: ESTAMOS TODOS DIVINAMENTE.

Valeeee, y aunque hubo vodka, esta vez decidí que no me pisara la borrica, (es que me ha tocado trabajar) y puedo decir orgullosa que he pasado las fiestas muy dignamente.

Bueno, dignamente, dignamente, MENOS EL SÁBADO JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

Después de una barbacoa de esas “con de todo”, ya sabéis… choricito, morcillita, pancetita, alitas de pollo, butifarras y demás viandas, acompañadas, claro está, de una macro ensalada para disimular un poco el cargo de conciencia de meterse en el cuerpo tanta grasa (tengo que hacer más deporte, que me asfixio), decidimos una amiga y yo ir a tomar algo que nos ayudara a bajar un poco esa cena. ¿Y qué es lo mejor que encontramos para la ocasión teniendo en cuenta el ambiente fiestil? PUES SÍ, UN CHOCOLATE CON CHURROS, jajajajajajajaja.

La verdad es que era la una de la madrugada y mientras los demás amigos comenzaban con el cubateo, mi amiga y yo decidimos que estábamos tan cansadas, hinchadas, y con tanta resaca de la noche anterior, que lo mejor era tomar un chocolate y retirarnos a descansar. Así que… ni nos arreglamos ¿para quéeeeee?

Pero antes de abandonar mi casa, a mi amiga se la ocurrió pedirme prestado un libro tamaño vademécum, porque le pareció que tenía buena pinta. ¿Por qué os digo esto? PORQUE EL CONDENADO LIBRO TUVO LA CULPA DE TODO.

Sin arreglar, con el pestazo a fritanga de la barbacoa, con el pedazo libro, y con el peque de mi amiga, nos bajamos al pueblo en busca de la chocolatería ambulante. Y allí estaba con dos maromos tipo herradores de la edad media, que yo creo que se quedaron prendados de nuestros encantos, y que con la idea de aprovecharse de nosotras y de nuestra inocencia, tuvieron que ponernos algo en nuestra bebida caliente o en nuestros churros crujientes. Eso, o algo aún más misterioso rondaba en el ambiente, porque os digo que no es normal lo que nos pasó... (mola más la versión de los herradores jajajajajajajajajajaja).

Terminado nuestro postre, el peque estaba que se caía de sueño, así que mi amiga se lo puso en los hombros, y me paso el testigo del tocho de libro. ERROR, GRAN ERROR.

Imaginad…, para esta ocasión me decidí por un modelo hippie de pantalones turcos, camiseta de tirantes, acompañados por unas sandalias y unas pulseras de cuero negro, y por supuesto el complemento indispensable de toda fiesta que se precie: MI CAZADORA VAQUERA, testigo de tantas otras fiestas. Pues si a eso le añadís un libro agarrado al estilo testigo de Jehová, pues os podéis imaginar el cachondeo que hubo cuando pasamos por la zona del botellón, que es que todo el mundo me miraba como si fuera un extraterretre.


NORMAL, A VER QUIÉN COÑO SE PASEA CASI A LAS DOS DE LA MAÑANA EN PLENAS FIESTAS, CUANDO TODO EL MUNDO ESTÁ DE CACHONDEO, CON UN LIBRITO. Pues normal que me miraran como un bicho raro. (Al final no me voy del pueblo, me echannnnnnn).

Y mi amiga, claro, no pudo resistirse, y encima empezó a cachondearse: que si por qué no nos pasábamos por la plaza, que si por qué no me sentaba mientras todos los demás bailaban y me ponía toda cultural a leer, que seguro que daba el golpe y aparecía en el libro de las fiestas del año que viene con un titular tipo “La gran Escritora de la luna oscura, ejemplo de cultura para los vecinos de esta Villa”, JAJAJAJAJAJAJAJA

Y ahí empezó todo. Me contagióooooo.

No podíamos parar de reír (y sigo diciendo que fue el chocolate jajajajajajajajajajaja). El pobre peque nos miraba como si nos hubiera poseído un espíritu maligno, o como si estuviéramos borrachas (mola más la versión del espíritu maligno jajajajajajajajajaja).

PERO SÍ, PARECÍA QUE ESTÁBAMOS BORRACHAS SIN ESTARLO.¿Y qué hicimos? Pues subir a casa de mi amiga, dejar al peque durmiendo y continuar con el cachondeo que llevábamos porque sí, porque no se podía desperdiciar, aunque no fuéramos de punta en blanco ni perfumadas para la ocasión.

Madre mía que noche de reírnos y eso que dejamos también al libro acostado, jajajajajajajaja.

Eso que nos íbamos a dormir, pero no, los que se fueron yendo a dormir fueron todos nuestros amigos y allí quedamos mi amiga y yo casi a las seis de la mañana bailando los temas de nuestra época, sin acordarnos de los herradores, ni de nuestras pintas, ni de nada, sólo de nosotras, y bueno de ese tío tan bueno que a lo mejor todavía está esperando a que salga su hija del baño (algún día os lo cuento, pero qué ridículo que hice jajajajajajajajaja. A ese post le titularé conversaciones de gente que está bajo los efectos de una taza de chocolate con churros. Las gilipolleces que se pueden decir y las caras que te pueden poner al escucharte).

SUSANA, NIÑA, QUÉ BIEN ME LO PASÉ, como aquellas fiestas que trasnochamos con un pedo impresionante y nos quedamos al encierro que apenas vimos porque, a parte de que somos poco taurinas, no podíamos parar de reír. ¿Te acuerdas de la pasarela pinreles? jajajajajaja.

Nota: algún día os cuento eso también...

Y sí, estos son los momentos que van quedando con el paso del tiempo y que de vez en cuando se repiten porque los amigos, a pesar de los años que pasen, no cambiamos tanto y todavía podemos pasar una noche entera riéndonos.

Una canción...


martes, 6 de septiembre de 2011

A ESTE PASO ME PROHIBIRÁN SALIR DEL PUEBLO


( Imagen de Eugenio Recuenco).

Jajajajajajajajaja, si es que es verdad que al final eso de irme a vivir a las afueras de Madrid, para según qué cosas, como que no ha sido bueno.

Pero que se tranquilicen mis convecinos, que aunque quieran deshacerse de esta forastera, todavía no lo van a logar. Y encima, tan cercanas como están las fiestas, vamos, ni de broma me pierdo yo la pólvora y bailarme unos pasodobles, o triples, en función de las copas que haya ingerido… NO, NO ME VOY. AÚN NO.

Pero bueno, como siempre, ya estoy aquí enrollándome sin explicaros qué es lo que ha pasado.

Imaginaros...

Domingo.

El día amaneció soleado, los pajaritos cantaban, y dulces buenos días iban embriagando el ambiente, junto con el aroma del café. Hasta el churrero que nos despierta todos los fines de semana gritando “ha llegado el churrero, oigaaaaa” me resultó entrañable (otros días me dan ganas de estrangularle y meterle todos los churros y porras por…, vale, me controlo).

Vamos que fue de esas mañanas que no se podía desperdiciar, de esas para hacer algo especial, y así, me decidí a ir al Rastro, y dar una vuelta por los madriles.

Una ducha, un café, selección de ropa ¿falda o pantalones? Falda. No, mejor pantalones. ¿Y por qué no falda? buffffffff, al final después de casi odiar mi armario, opté por unos pantalones (lo demás fue más fácil), y en un cuarto de hora ya estaba divina de la muerte, montadita en mi coche, con la música a tope rumbo a los madriles.

VALEEEEEE , TARDÉ ALGO MÁS DE UN CUARTO DE HORA... (Joer como sois, que es que no puedo ni mentiros, jajajajajajaja).

El caso es que llevaba mucho tiempo en que por unas cosas u otras no conducía yo por el centro. Pero bueno, eso no me intimidó, aunque es verdad que de copiloto las cosas se ven de otra manera.

Llegué a Madrid. Decidí aparcar cerca de Atocha, y no sé en qué momento me equivoqué eligiendo el carril, que me vi rumbo a sol.

No, no soy de las que se ponen nerviosas cuando se equivocan (no, no poco, el me caguen… y el joder, joder, joder, creo que no se oyó demasiado, pero por la música jajajajajajaja).

Bueno, respiré hondo y decidí girar en la primera calle a la derecha que encontrase, para luego volver a girar a la derecha en algún punto, incorporarme a la castellana y de ahí volver a Atocha (el que no sea de Madrid, me disculpa si se pierde, yo, siéndolo, me pierdo, osea que no hay problema).

Por fin encontré una calle que no estaba prohibida y allí que me metí. Y voy a decir que era una calle, por no decir chiqui calle. Madre mía que angustia, que cosa más estrecha por dios, aunque sólo fuera de un sentido, y con esos palotes metálicos a los lados para no invadir las aceras. DEFINITIVAMENTE, UNA CALLE CLAUSTROFÓBICA, vamos, que tuve que bajarme las ventanillas porque a pesar del aire acondicionado, notaba que me faltaba oxigeno.

Por fin, una calle a la derecha, y sin prohibido. Empiezo a maniobrar para dar el giro, sin romper nada, pero al comenzar a girar veo que unos metros después era prohibida. Osea que me tocó dar marcha atrás y continuar mi angustia. Bien, no había nadie detrás.

No, no había nadie... hasta que por fin consigo enderezar el coche, y comienzo a escuchar el sonido de una sirena.

DIOS LA POLICÍA, una furgoneta enorme de repente apareció detrás de mí, y claro, no sé que hice que se me caló el coche JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA (me parto). ¿Os ha pasado alguna vez? Parece que es como si no supieras ni como se arranca de nuevo, pero bueno, conseguí hacerlo y cuando iba a ponerme en marcha, me empiezan a gritar "RETIRE EL VEHICULO".

Qué susto, madre mía, como se oyó. Claro me quedé parada y pensando que no podía volver a girar a la derecha porque ellos estaban pegados a mí.

Y en esto, otra vez que me gritan "¿QUIERE RETIRAR EL VEHICULO?".

Tampoco me podía subir a la acera por los malditos pivotes, y menos mal que no lo hice, que hace menos de dos meses me cargué un coche por culpa de una avispa, y por supuesto, tampoco podía salir y colgármelo del brazo cual bolso buffffffff. Así que, al final, empecé a acelerar y ellos detrás con la sirena.

Y me vuelven a gritar "VAYA MÁS DEPRISAAAAA".

Joer se me saltaban las lágrimas. ¿Dónde ha quedado el tiempo de Starsky y Hutch, o de los hombres de Harrelson? Esos sí que eran policías majetes jolines. Que no se puede gritar así por favor, que en un momento mi mañana tranquilita la estaban convirtiendo en un infierno. Jajajajajajajaja

Bueno, el caso es que me veis por esa calle estrecha, acelerando, hasta tal punto, que llegó un momento que pensé que como se cruzara alguien, me lo llevaba por delante. No saben la suerte que tuvieron dos abuelitas que en ese momento salieron de su portal, seguro que para ir a misa.

¿Lo peor?, la sensación que empecé a tener que seguro que esas mismas abuelitas pensaron “qué habrá hecho esta muchacha para que le persiga así la policía”. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

Menos mal que, de repente, el furgón de policía giro a la izquierda, desapareciendo por fin, y pude bajar la velocidad. Me temblaba todo y ganas me dieron de parar y echarme a llorar un poquito. Pero bueno, había que seguir y por fin encontré una calle en la que se podía girar cómodamente a la derecha, y al bajar por ella, ahí estaba Neptuno (nunca se imaginará la alegría que sentí al verle jajajajajajajajajaja).

Bueno, al final llegué a mi destino y para no arriesgarme más, buscando sitio para aparcar, encontré un parking y allí me metí.

Si es que ya, como si fuera de pueblo, no estoy acostumbrada a estas cosas. De verdad, os lo prometo, que antes me pegaba en la castellana hasta con los taxistas, pero ahora, me da miedoooooo jajajajajajajajajaja.

Estoy dejando de ser un animal de ciudad y eso tengo que remediarlo como sea.

Menos mal que al final la buena compañía, unas compritas por el rastro, unos calamares y unos pimientos de padrón, y por supuesto, unas cañitas en la latina, y el domingo volvió a ser un día maravilloso.

ASÍ QUE, POR AHORA, HASTA QUE PUEDA SEGUIR DISFRUTANDO DE ESTAS COSAS,AUNQUE SEA CON SUSTO INCLUIDO, (rezando para que no me llegue ninguna denuncia) QUE NO, QUE NO ME VOY TODAVÍA DE ESTE PUEBLO.

Un besazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

miércoles, 31 de agosto de 2011

ESPECIAL, LA VUELTA AL COLE 1.



Valeeee, lo séeeee, que desde lo de la avispa no había vuelto por aquí, pero es que con la tontería ya era verano, y el verano ya se sabe lo que tiene: hace mucho calor, uno, después de haber pasado la experiencia traumática de un accidente y de haber estado tan cerca de la muerte (sí,como siempre exagerando), sólo piensa en que su cuello vuelva a su posición normal, y en las vacaciones, claro, y cuando llegan éstas, porque llegan, uno deja de pensar, incluso de crear porque se entrega al placer de no hacer nada, o casi nada, porque para pasárselo bien uno no necesita ni pensar (uno por supuesto soy yo y se lo ha pasado genial jajajajajajajajaja).

Pero claro, empieza a acabarse a agosto y es en los últimos días cuando la amenaza de la maldita vuelta al cole se impone en nuestras vidas. Valeeee, lo sé que muchos se emocionan con la invasión de esos anuncios, Pero yo… yo los odio.

¿Una prueba? Algo que escribí hace algún tiempo.

LA VUELTA A BLOGGER Y LA VUELTA AL COLE Y/O VICEVERSA JA JA JA JA JA

Y es que, lo dicho, septiembre es lo que tiene, acaba el verano, y así como quién no quiere la cosa sucede un acontecimiento que marcara el resto del año: "la dichosa VUELTA AL COLE".

Pero que nooooo, que no os creáis que viene así como así, que noooo, que desde agosto los anuncios ya nos van preparando con esas voces que a mi me parecen sacadas de una película de terror y que no dejan de repetir "se acerca la vuelta al coleeeeee, se acerca la vuelta al coleeeee"

Imaginaros, que vísperas de terminar las vacaciones y de volver al trabajo, hubiera anuncios de ese tipo "Se acerca la vuelta al trabajooooo, se acerca la vuelta al trabajooooo". Bufffff más de uno rompería el televisor, yo, la primera.

Nota: sólo escribirlo y vamos, la carne de gallina.

Pero no, lo nuestro es diferente, a nosotros ahora nos amenazan con, la vuelta de la liga, los excesos que hemos cometido en vacaciones, y sus correspondientes invitaciones al gimnasio y por supuesto a las dietas, con las que se tirarán hasta que vuelva de nuevo el verano. La verdad es que no sé que da más miedo jajajajajajajajajajaja. Por no hablar de todos esos coleccionables que en septiembre también hacen su aparición, que si las barriguitas de tu niñez, que si las ochenta mil cajitas de porcelana, que si el coche de colección de 3.000 piezas... Y lo peor es que más de uno nos enganchamos. Yo me esperaré a alguna colección interesante de películas, que tiene que estar ya al caer, o quizás al curso de cocina, porque el año pasado ya hice el de inglés, que ahí sigue con los plásticos y todo, pero que luce monísimo en mis estanterías.

Joder, pensándolo bien, no sé que es peor. En cualquier caso Buffff septiembre me da miedo.

Claro que habrá quién se alegre de su llegada, los profesores seguro que no. Me refiero a:

1. Esos padres que lleváis todo el verano repitiendo "Qué ganas tengo de que empiece el colegio" y no os importa gastaros una burrada de dinero en todo lo que esa vuelta supone para liberaros de vuestros pequeñajos. Aunque confesarlo, luego muchos de vosotros los echáis de menos.

2. Editoriales, Librerías, y grandes establecimientos que cumplen su misión de surtir a los niños para esa vuelta. Eso me hace recordar que hace poco mi sobri me pidió una mochila para el cole, pero tenía que ser de High scholl Music. Total ná 55 euros con estuche incluido. Y todo para que la niña no se sienta de menos. Buffff si es que hasta la publicidad les ha tocado de lleno a los niños. Cómo se nota que ellos no han visto la Casa de la Pradera, donde Laura y sus hermanitas llevaban los libros atados con un cinturón. Jajajajaja, si mi abuelo levantara la cabeza…

3. Las panaderías, y centros de alimentación que se hinchan a vender esos bollos que si no los llevas no eres nadie, y que a pesar de su apariencia de bollo normal, son más vitamínicos, y por supuesto esas bebidas de yogur que impedirán que cojas un resfriado en invierno. Con lo bueno que estaban los sandwich de nocilla y los bocadillos de chorizo o de mortadela.

Como va cambiando todo..... Ya nada es como era. Y es que ahora la alimentación de los niños es un tema a tratar incluso en política. Y que lo entiendo, ojo, pero que aquí muchos de nosotros y de esos políticos, médicos, científicos, etc., etc., etc., nos hemos criado con jamón y choricito y seguimos aquí, y qué buenas estaban esas meriendas de chocolate con pan, pero del chocolate del bueno, y no estas cosas industriales que fabrican ahora.

4. Y por supuesto algunos niños que están deseando lucir sus mochilas y estuches nuevos. Los que tienen esa suerte, claro, y no tienen que heredar los de su hermano mayor; Y que, en todo caso, están deseando volver para encontrarse con sus compañeros y contarles las aventuras del verano. Y es que realmente cuando son pequeños, a muchos les gusta el cole. Luego eso irá cambiando.

Y como veis he dicho algunos niños y no todos, porque la mayoría se aferran a sus flotadores temiendo la llegada de ese momento.

Yo, lo confieso, de niña odiaba la llegada de septiembre. Y no me valía que con los corticoles mi madre me comprara algún juguetito. Esas técnicas de persuasión conmigo no funcionaban, ni siquiera el que me intentara convencer con el "qué bien, que vas a ver a tus amiguitasssss" Una lecheeeeee, que mis amiguitas pensaban lo mismo que yo, y nuestra amistad hubiera derrotado cualquier distancia entre nosotras, ja ja ja ja ja ja ja. Aunque bueno, luego también tenía algo bueno y era eso, poder contar lo bien que te lo habías pasado. Sinceramente para mi era lo único. Eso y ver la cara de felicidad que ponía mi madre cuando me dejaba en la puerta del cole. Yo creo que el "ayyyyy que agusto" se oía por toda mi ciudad, y no sólo lo entonaba mi madre.

No se qué pasa conmigo, pero incluso ahora, veo esos anuncios, y me siguen poniendo de mala leche.

Menos mal que septiembre para muchos de nosotros supone en parte la vuelta a Blogger. Menuda diferencia, aunque, la verdad es que no podéis decir que para algunos ambas vueltas están fuertemente relacionadas.

Nada, decidido, yo me quedo con la vuelta a Blogger, pero sin anuncios ehhhh, más que nada es que no me imagino un anuncio en la tele que dijera "LA VUELTA A BLOGGER HA LLEGADO" JA JA JA JA JA JA JA JA.

Un besazo para todos y sí he vueltooooooo (joder poltergeist total)

lunes, 20 de junio de 2011

LO PROMETIDO ES DEUDA... LA MALDICIÓN DE LA AVISPA



Valeeeeee, esta vez no diré lo que siempre digo de por qué tengo la sensación de que todo me tiene que pasar a mí, porque lo tengo muy claro: TODO ME TIENE QUE PASAR A MI, y ya no merece la pena ni cuestionármelo jajajajajajajajajajaja. Además que si no me pasasen todas estas cosas como que este blog ya no sería lo mismo, ni yo sería la misma tampoco.

¿Habéis oído alguna vez que hay experiencias en las que parece que tu vida en menos de un minuto pasa por delante de tus ojos? Pues yo no sé si el jueves me sucedió a mí, pero creo que sí aunque ahora no consigo recordarlo.

Después de un eclipse increíble, me desperté temprano, había quedado para hacer unas cositas por la mañana. Desayuné, me duché, me vestí…

Ya lo sé que con eso de ser la forastera y vivir en el campo, lo más lógico hubiera sido que después de vestirme hubiera preparado mi montura y saliera a caballo, o en burro, pero nooooooooooooooooooo, yo todavía soy de las antiguas y claro pues al final opté por salir con mi coche.

La verdad es que hacía muy buena temperatura. De haber tenido capota la hubiera quitado para sentir la brisa, pero como tampoco la tengo… pues al final me conforme con bajar la ventanilla. MALDITA LA HORA…

No sé, creo que llevaba unos diez minutos conduciendo, cuando sentí como un golpecito en el pecho. Pensé que había sido una piedrecita que me había saltado, pero seguí sintiéndolo y cuando agaché los ojos para mirar, vi una avispa que me pareció inmensa, todo hay que decirlo, posada sobre mi pecho y agachando sus posaderas dispuesta a inyectarme su veneno letal.

Aunque soy una fiel amante de los animales, he de reconocer que me asusté, y lo confieso, fui en contra de mi propia moral, y solté la mano izquierda del volante para darle un manotazo. Es que vi a ese insecto dispuesto a asesinarme y claro pues no lo iba a permitir.

ERROR, GRAN ERROR. Habéis de saber que en estos casos lo mejor es respirar hondo y dejar que te pique, porque de lo contrario, en esa décima de segundo que tardas en darle el golpe, puede pasaros lo que me pasó a mí, pues que se me fue la dirección del coche y zassssssssssssssssssss

La verdad es que recuerdo poco, todo pasó demasiado deprisa. Sí sé que sentí como se inclinaba el coche, también me acuerdo del campo, del polvo y de cómo de repente choqué contra una señal de tráfico. Pero de ver mi vida como una película, como que no. Supongo que no era mi momento, o que pasó tan rápido que no logre captar los fotogramas.

Dios mío de mi vida, para habernos matado la condenada avispa y yo, jajajajajajajajajajajajaja.

Cuando salí del coche y vi a mi pequeño reventadito, casi me pongo a llorar. Creo que no era consciente de lo que me había pasado, pero sí di gracias de no haber estado en la autovía, porque si me hubiera pasado allí lo mismo, pues no sé que hubiera sucedido, la verdad.

En el momento no me dolió nada, más que el orgullo, pero según pasaron las horas en las que tuve que ver qué hacía con el coche, y decidir si me ponía a llorar o a reír, empecé a sentir un hormigueo en el hombro y en el brazo izquierdo. Y claro, tuve que ir al médico, donde me dijeron que estaba en shock. Pero yo no me lo tomé en serio, y recuerdo haberle dicho a una de las doctoras que eso me lo decía porque no me conocía que yo llevaba en shock toda mi vida jajajajajajajajajajajajajaja. También me dijeron que sufría el síndrome del latigazo por el golpetazo, y que según pasaran las horas me empezaría a doler la espalda…

Qué cabezona puedo llegar a ser a veces. Pero es que es verdad que quitando ese dolor en el hombro como que no me sentía mal.

¿Lo peor? Hablar con mis padres, contarlo, porque claro al final tienes que contárselo a alguien. Ay mi pobre madre si la vierais insistiendo que me fuera con ellos. ¿Y mi padre? Mi padre jajajajajajajajaja diciéndome que cómo no había parado el coche y luego ya hubiera espantado a la avispa. Como se nota que mi padre no la vio, PERO SI TENÍA UN AGUIJON INMENSOOOOOO.

Cuando por fin llegué a casa intenté hacer mi vida normal, la verdad, y casi que lo consigo (creo que los relajantes que me inyectaron ayudaron bastante, la verdad). Pero al caer la noche me planteé algo que no me había planteado en todo el día. ¿Y si me hubiera pasado algo peor? Mientras la imagen de mi coche destrozado no dejaba de pasar delante de mis ojos.

Creo que la adrenalina a veces nos puede jugar malas pasadas, pero al final conseguí vencerla y quedarme dormida.

Hasta ahí bien. Pero madre mía cuando amanecí el viernes. Buffffffffffffffffff, no me podía ni mover, me dolía todo como si me hubiera pasado un tractor por encima, y ya es que hasta dudo de si no me pasó porque como no me acuerdo de mucho jajajajajajajajaja y encima estaba en el campo…

Lo peor, y ahí si confesaré que me dolió el orgullo mucho más, fue volver al médico y ver la cara de mi doctora mientras me decía “Ana eres una cabezona, y esto ya lo sabía yo”.

¿El resultado? Pues que el síndrome del latigazo se hizo realidad y me ha atacado la espalda y las cervicales. CON COLLARÍN, ME TIENEN CON COLLARIN, pero no Isabelino, menos mal jajajajajajajajajajajaja. Definitivamente hubiera sido mejor dejarme picar por aquel insecto.

Pero tranquilos que estoy mejor, vamos que me he pasado todo el fin de semana dopada y todavía lo estoy, y aunque a cada rato parece que me doliera algo nuevo, me voy encontrando un poquito mejor.

Sí, a veces es inevitable pensar en si hubiera pasado algo peor, pero como me dijo una amiga, es algo normal, pero luego te das cuenta de la suerte que has tenido, a pesar de los dolores, y ves la vida de una forma diferente, no como una película, pero sí en el sentido de que a veces nos preocupamos por cosas que tienen tan poca importancia, y cosas insignificantes que te podían sentar hasta mal, comienzan a parecer todavía más insignificantes (Esto seguro que es producto de los efectos de los calmantes, pero vamos que me ha dado por filosofar y no me sorprendería nada que mi próximo post fuera sobre el sentido de la vida, jajajajajajajajajajaja).

¿Lo mejor? Lo que me está mimando la gente que me quiere, porque al final claro acabas contándolo de una manera o de otra. Madre que tuppers me ha preparado mi madre y esta vez sí se ha acordado de mi comida favorita.

EN CUANTO A LA AVISPA. No, la condenada avispa no me picó, y la verdad es que no he vuelto a saber de ella, pero seguro que del susto que nos llevamos las dos, salió escopetada por la ventanilla y se le han quitado las ganas de volver a querer picar a alguien jajajajajajajajajajajajaja. Lo mismo ella también se está planteando el verdadero significado de la vida…

Seguiremos informando. Un besazo enorme para todos.

lunes, 13 de junio de 2011

¿CANCIONES PARA CHICAS? BUFFFFFFFFFFFFF ¿A QUE ME CONDENO? JAJAJAJAJAJAJAJA



El otro día hablaba con un amigo, él es músico y el cabrito se reía de muchas canciones que escucho porque dice que son de chicas.

Bufffffffffffffffff la verdad es que si hay algo que consiga picarme es ese tipo de discriminación. ¿Será que todavía no he encontrado ese manual perfecto que diga que cosas son de chicas y cuáles de chicos?

Vale, que hay cosas que es evidente que son de chicas como, como, como… ¿Elijo compresa como animal de compañía? No, creo que me he equivocado en la elección y que ya las hay hasta para hombres. Me parece que esto no va a ser tan fácil. Los sujetadores no, las revistas de cotílleos tampoco....

Jajajajajajajajajajaja joer pero si es que hasta el color rosa ya no se puede decir que sea sólo de chicas, lo que en ningún caso me parece mal. 

Nota: Ay madreeee, se me está yendo la pinza, y puedo prometer y prometo que no he bebido nada, ni me he fumado nada raro jajajajajajajajajaja, no sé cómo saldré de esta entrada.

También supongo que hay cosas que sólo son de chicos, como, como, como… Joer no encuentro ninguna. ¿Será que estoy espesa o que no existen? Porque el preservativo masculino como que no sólo es para el uso y disfrute exclusivo de chicos, y los calzoncillos como que tampoco, porque incluso yo tengo unos que me pongo en verano para andar por casa (no, de marcapaquete no jajajajajajaja), La crema de afeitar tampoco, el futbol tampoco, buffffff lo que yo diga no encuentro ninguna.

Será a lo mejor que determinar qué es sólo de hombres y qué de mujeres se hace un tanto complicado porque hoy en día vivimos en un mundo unisex, lo que a mí me parece estupendo, porque así vamos acabando con las discriminaciones.

Pero bueno, volviendo a la cuestión, claro que traté de defenderme como pude, porque encima es que soy de las que escucho casi todo tipo de música, que no se decanta por una única temática. Leches, si me gusta hasta el doom metal, aunque eso sí, no lo escucho cuando me voy a dormir, sobre todo esas canciones con las voces guturales, porque a esas horas como que me acojona un poco, para que vamos a engañarnos. Vamos que asusta hasta mi perro jajajajajaja, por no hablar de mi vecina que cualquier día me manda un cura para que me practiquen un exorcismo, y no os creáis que es broma que un día ya me dijo “Oye, Ana, que música más rara escuchas”, mientras sujetaba contra su pecho un crucifijo enormeeeeeeeee, jajajajajajajajaja. Es que ella es más de los Chichos, osea que os podéis imaginar, que en lo musical como que no ha evolucionado mucho.

Pero bueno la verdad es que esto es un poco como el tema de las películas porno, que si tratamos de identificarlas afirmando que sólo le gustan a los tíos, como que caemos en un error porque seguro que hay mujeres que también le gustan.

Pero que me traten de hacer ver que soy una blandengue porque escucho una canción de amor…, Joerrrrrrr que estaba escuchando a the Pretenders, y que encima me digan que es una canción típica de chicas… Bufffffff anda que en el concierto de los pretenders no me encontré yo con hombres que tarareaban con la cantante. Qué leches, había más hombres que mujeres (Dios que calor pasé en ese concierto, no sé por qué os lo cuento pero me ha venido a la cabeza, jajajajajajajajajaja).

Que vamos a romper ya el mito de una vez por todas de que los hombres son muy duros y las mujeres unas blandengues, que como en botica habrá de todo. “Y en el fondo muy en el fondo ¿no dirás que la canción estaba mal?”

Encima es que si me pongo a pensarlo pues es que casi todos los cantantes masculinos escriben canciones "blandengues", lo que me da otro tanto a mi favor, a no ser que tenga que pensar que sólo las escriben para mujeres, lo cual no cuela pero para nada jajajajajajaja. Que el amor también es unisex.

Y sigo pensando que cosas sólo pueden ser de chicos… Nada que no me viene ninguna a la cabeza, hay que jorobarse luego me dirán que discrimino...

Bueno pues Mientras lo sigo pensando como que hoy me apetece escuchar una canción para chicas jajajajajajajajajajajajajajajaja

jueves, 9 de junio de 2011

Y QUE ALGUIEN QUIERA PROHIBIR EL ARCOIRIS... JAJAJAJAJAJAJA NO PUEDO CON LA VIDA



La verdad es que hoy os iba a deleitar con otra entrada, pero es que he leído una noticia y ante el asombro de la estupidez que encerraba la misma, no he podido evitar ponerme a teclear.

Resulta que una escuela católica de Ontario ha prohibido el arcoíris, al considerar que es un símbolo ligado al orgullo gay, e incluso ha hecho efectiva esta prohibición en un acto que organizaron los estudiantes contra la homofobia (para más información http://www.publico.es/381021/una-escuela-catolica-de-ontario-prohibe-el-arcoiris)

Buffffff, si abro mucho mi mente, pero mucho, mucho, mucho... podría llegar a entender que claro se trate de una escuela la mar de católica, y que sienta cierta repulsa contra la homosexualidad. Es que hay muchas escuelas de este tipo que no llegan a adaptarse a la realidad jajajajajajaja y eso que sólo hablo de escuelas, que si me pongo a pensar un poco más…

Pero… ¿Phohibir el arcoíris? , PUES QUÉ QUEREIS QUE OS DIGA, QUE ME PARECE UNA GILIPOLLEZ ENORME, y ya tengo que ponerme a decir palabrotas, empezando porque no conozco a nadie que no le guste. Ojo que no digo que no haya alguno que le tenga manía, pero quién, no siendo niño, después de una tormenta y de una lluvia, cuando vio salir el sol, no lo buscó en el cielo y se maravilló con este fenómeno, es que es uno de los más increíbles que existe. Y verlo sobre el mar es una auténtica pasada.

En Perú hay una leyenda antigua que dice que nadie es capaz de mirarlo de frente sin taparse la boca, pues podrían caérsele todos los dientes. Yo, la verdad es que creo que siempre acabo con la boca abierta igual que cuando contemplo fuegos artificiales. No sé, creo que en mí es algo genético jajajajajajajajaja.

Pienso que esta escuela no tiene que ser muy buena cuando ignora ,o simula que ignora, que el símbolo del arcoíris se extendió hace años como un símbolo de paz (vale que también está la palomita, que no nos olvidemos), y sí también, después, se utilizo como bandera por los movimientos por los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Pero… ¿Prohibirlo? No quiero ni pensar que algunos países se hicieran partícipe de esta estúpida ocurrencia y se fuera extendiendo la prohibición. Aunque no me queda muy claro cómo podrían ocultarlo en el cielo, pero bueno he visto ya tantas cosas en mi vida que no me extrañaría que introdujeran en los alimentos que comemos algo que nos impidiera verlo (en los pepinos españoles no podrían, porque son super especiales e inmunes para estos fines, aunque siempre podría haber algún gilipollas que podría echarles mala fama. Ay Diossssssssssssssss, tengo que dedicarle un post a los pepinos españoles.)

No quiero ni pensar, si esto al final sucediese, en la alegría que les iban a dar a esos duendecillos irlandeses avariciosos, los leprechauns, al saber que ya ningún niño, o no tan niño podría alcanzar ese arcoíris y llegar hasta esas ollas llenas de monedas de oro. Bufff sería todo un kaos económico jajajajajajajajajajajaja.

Pero en la que no dejo de pensar es en Judy Garland y en esa canción que compusieron especialmente para ella en una película que quién no ha visto. Síiiiii, El Mago de Oz.. Una vez dijo que esa canción se había convertido en parte de su vida, que simbolizaba los deseos y sueños de la gente.

Vamos, que me perdonen, pero hoy se ha despertado la forastera y como que la están dando ganas de visitar Canadá con sus pistolas en mano y liar en esa escuela una buena. ¿Alguien se apunta?

Joder que ocurrencia, prohibir el arcoiris...

martes, 7 de junio de 2011

DE JARDINES, ALERGIAS Y OTROS RECUERDOS JAJAJAJAJAJA



Síiiii, ya sé que tardó en escribir, pero hoy la culpa se la echaremos a este tiempo loco que tenemos últimamente: temperaturas cada vez más cálidas y esa lluvia que hace que todo florezca de una manera tan, tan, tan… Vamos, que como me descuide, un día amanezco y en vez de jardín tengo en mi casa una selva tropical con panteras negras y todo.

¿Se ha entendido la excusa? porque a veces pienso que me explico como un libro cerrado. Pues eso, que ando de jardinera pero que no doy a basto entre los rosales trepadores que se han propuesto llegar a la luna, la hiedra que quiere cubrir mi casa entera, los árboles frutales que han decidido entregarme sus frutos antes de tiempo y la condenada parra que este año la veo trepando por los cables del tendido eléctrico...

Y hoy otra vez que está lloviendo... Buffffffffff

Ya os lo apuntaba en otro post, que puede que no entendáis como una persona como yo, alérgica a media flora terrestre, tiene tanta vegetación en su casa. Pues porque la heredé y no me ha quedado más remedio que adentrarme en el mundo de la floricultura, y por supuesto de las drogas antiestaminicas, que por cierto me tienen atontada perdida.

Nota: Sí, a veces bebo por placer, pero otras me tengo que drogar por obligación. Leches que sí, que me drogo por obligación que si no, no tendría las rosas que tengo, y por supuesto no podría vivir donde vivo, porque aquí otra cosa no será, pero plantas y árboles los que queráis.

Y aunque utilizo el término drogar, que quede claro, es por prescripción facultativa jajajajajajajajajaja. Vale también fumo y ahí sí que reconozco que me drogo y además que últimamente se ha convertido en una droga carísima jajajajajajajajajaja.

Volvamos al jardín que al final me pierdo...

Recuerdo cuando de niña (entonces yo no era alérgica, tampoco fumaba y que ni se me hubiera ocurrido porque mi padre me hubiera hecho comerme con patatas una cajetilla de tabaco) mi madre me mandaba a barrer las hojas. Upsssssss que rabia que me daba y que poco me gustaba. Ahora tampoco me gusta nada pero a ver o lo hago yo, o lo hace rocky, y mi perro no quiere. Le he tratado de convencer en varias ocasiones, pero dice que si le obligo me denunciará al sindicato perruno alegando explotación canina jajajajajajajaja. Y como están las cosas cualquiera se atreve.

El condenado de  mi perro a lo más que me ayuda es a levantar su linda pata, cuando barro y consigo hacer un montón. Es que no me da tiempo recogerlo y me sienta de mal. Pero a él le da lo mismo, busca el solecito y se tumba a contemplar como me las ingenio para no salpicarme.

Otra nota: tengo la extraña teoría de que mi perro lo hace aposta y aunque no logro escucharle se ríe, os digo que se ríe.

Continuo. Recuerdo también como cuando mi madre también me mandaba regar. Eso no me importaba tanto, será porque al final mis hermanos y yo lo convertíamos en una guerra campal a ver quién acababa más mojado, y claro como ellos eran chicos y yo la mimada, pues podéis adivinar quién era. Pero que bien lo pasábamos. Porque nosotros no teníamos piscina, y claro, en verano pues ninguno nos podíamos resistir a darnos esos baños con la señora manguera.

¿A qué me pongo nostálgica? No sé si os pasara a vosotros, pero a veces me vienen recuerdos que me parecen tan cercanos… Ahora mismo veo a mi hermano, el pequeño, metido en un barreño de zinc que nos ponía mi madre para que se calentara el agua un poco y pudiéramos mojarnos (que pequeño era entonces, y que grande es ahora, leches).

Aunque hace un par de años por el tema de ahorrar agua instalé un sistema de goteo, a veces tengo que utilizar la manguera. Me encanta regar descalza a pesar de que el agua este fría, y aunque a veces me quejo porque lo que de pequeña me parecía un juego o un castigo, de mayor se ha convertido en una obligación, cuando acuden a mi memoria esos recuerdos como que el trabajo se hace más llevadero.

Y sí, en verano todavía hay días que me riego a mi misma jajajajajajajajajaja

La verdad es que no es fácil tratar de ser una mujer para todo. Porque sí, soy una mujer que tanto vale para trabajar, como para tratar de escribir, como para cuidar su jardín. De la casa no hablamos porque lo reconozco soy una ama de casa terrible y no es por presumir. Casi que prefiero el jardín con alergia y todo jajajajajajajaja, y aunque en ocasiones me dan ganas de acabar con él, no puedo hacerlo, será porque a pesar de mis quejas, en el fondo me gusta...

Y que al final viendo algunos resultados como que merece la pena.





Un besazo enorme para todos.

jueves, 19 de mayo de 2011

LO SIENTO PERO NO PUEDO PERMANECER AL MARGEN. DE ELECCIONES Y ACAMPADAS.


BUFFFFFFFFFF, a ver por dónde empiezo.

Hola, me llamo Ana y lo confieso… no soy de las personas que le guste mucho hablar de política.

Esto para algunos podría resultar hasta extraño teniendo en cuenta que durante años me he dedicado a su estudio, y que a mi padre y hermanos les gusta hablar más de política que a un tonto un lapicero. Pero bueno… sin entrar a explicar mucho el por qué, hace años decidí no participar mucho en conversaciones de esta índole donde todo el mundo parece estar tan seguro en lo que cree…

EHHHHH QUE ESO NO QUIERE DECIR QUE NO TENGA MIS IDEALES. Pero… ¿sabéis como se siente una persona cuando ve que ningún grupo político representa aquello en lo que cree? Y claro el tema es que aquí, en España, aunque está reconocido el pluralismo, los principales partidos con poder son sota, caballo y rey (aunque el caballo y el rey se llevan la palma).

Bueno y que yo soy muy rara y que no, que no encuentro alguien que realmente me represente, aunque he ido saliendo del paso en las votaciones, apostando por los que más se podían aproximar a mi manera de pensar.

Quizás lo peor de estos años ha sido ver como al final el que gobernaba no era de mi predilección y la oposición resultante tampoco… (aunque bueno eso de hablar de la oposición puede sonar a chiste si lo miras con profundidad).

Pero, al margen de la política, tengo que decir que durante años he vivido confiada porque QUÉ LECHES, ESTABA EN UN PAÍS “DEMOCRÁTICO”, que garantizaba a los ciudadanos unos derechos y libertades (valeeeeee también deberes) y de cuyo cumplimiento tendrían que velar los poderes públicos. Así tan confiada he pensado que si algún día decidía rebelarme, ante el incumplimiento de esta garantía, pues podría hacerlo.

Joder ¿Habéis leído alguna vez la Constitución entera? ES UN COÑAZOOOOOOO, pero la parte de los derechos y libertades es hermosa (joder he dicho hermosa, si vamos como un poema jajajajajajajaja, pero bueno que sí que es hermosa, porque teniendo en cuenta los años anteriores a su elaboración fue un logro que no tuviera mucho que envidiar a las grandes declaraciones de derechos).

Pero bueno, sigo, que si no me lio y si empiezo con las batallitas históricas esto se convierte, al final, en el cuento de nunca acabar.

He estado tan ocupada en mi vida, durante estos años, que no le he dado mucha guerra a los políticos que nos gobernaban. Pero sí me he dedicado a observar, sobre todo eso, y que si hay que seguir siendo sinceros, como no vivía mal pues me he ido conformando. Bueno lo de que no me dejaran fumar en los bares me ha jodido mongolón (así somos algunos).

Pero claro llevamos unos añosssssssss en los que las cosas están cambiando tanto…, y no para mejor, desde luego, y ya no hablo del tabaco, aunque joder ana otra vez ha subidooooooooooooo.

SOMOS PARTE DE LA HISTORIA QUERAMOS O NO, YA SEA DE UNA FORMA ACTIVA O PASIVA….

PERO SEA CUAL SEA LA POSICIÓN QUE ADOPTEMOS, NO NOS OLVIDEMOS, SOMOS TESTIGOS DE ELLA…

(Ésta es la parte en la que empezaré a hablar también en plural porque creo que a todos nos ha pasado lo mismo).

De repente hace unas semanas empezamos a enterarnos que en diferentes redes sociales se habían ido creando unas plataformas formadas por ciudadanos descontentos con la situación actual: Democracia Real Ya, No Les Votes, Juventud sin futuro; y desde ellas se nos convocaba a una movilización el día 15 de este mes.

Algo así como ¿Estás descontento con el estado en el que vives? ¿Crees que todos tus derechos se están cumpliendo? ¿Gozas de ese bienestar social del que deberías presumir? ¿Los grupos políticos que nos gobiernan están representando tus intereses o están influenciados por no decir otra cosa por los poderes económicos? ….

Algunas cosas ya eran evidentes pero bueno, lo dicho antes, nos hemos ido callando o hablándolo en pequeños grupos.

Valeeee también cerca de las elecciones algunos hablaban de concienciarnos para no votar a quienes no aseguran un cambio real de esta situación.

Clarooo cerca de las elecciones…. Lo que muchos con ganas de acallar ese descontento están tratando de utilizar en su favor.

Y QUÉ COÑO IMPORTA EL MOMENTO, SI LO QUE IMPORTA ES QUE LA GENTE, GENTE NORMAL, GENTE DE A PÍE, HA DECIDIDO REUNIRSE Y HABLAN DE LO QUE PIENSAN, Y HABLAN ALTO.

Qué sorpresa chicos cuando el día 15 empezó algo que va a pasar a formar parte de nuestra historia, porque muchísimos ciudadanos de una forma cívica se lanzaron a las calles y una vez allí decidieron seguir reunidos…

Si los escucháis no defienden una postura política, ni ninguna afiliación, y no son tan jóvenes como dicen, aunque he visto algún jubilado que todavía sigue ahí, en la puerta del sol, ese sí que es joven para que vamos a decir la contrario, vamos que está mejor que yo jajajajajajaja.

Tampoco he visto radicales agresivos. Me gustaría que tuvierais la oportunidad de verlos, y que no les juzguéis por cómo van vestidos, aunque alguno llevaba unos pantalones que yo necesitaría casi un sueldo para comprármelos jajajajajajaja.

Algunos medios hablan de manifestación…Claro cada cual utilizará los términos que más les convenga, y verá y difundirá lo que quiera o lo que les obliguen a ver, porque pocos son los que están dando la noticia como realmente es. Normalllllll a ver si ahora nos vamos a olvidar que la mayoría de los medios de comunicación están controlados por poderes: políticos y económicos (aunque a veces los confundo mira tú por dónde y no sé dónde empieza uno y dónde termina el otro), y que claro estamos en vísperas de elecciones...

Creo que mejor que atender a estos medios deberíamos querernos un poco más y salir a la calle y observar con nuestros propios ojos…

Y ahora actúan los poderes y quieren prohibir estas reuniones…

BUFFFFFF SIENTO DECIRLO PERO YA NO PODÉIS AHHHHHHHH SE SIENTE porque ahora somos testigos todos y lo que hagáis está claro que va a condicionar mucho más el pensamiento de la gente.

¿Yo? Mira voy a defenderlos y me voy a unir a ellos porque han rozado mis ideales.

Defenderé que han ejercido el derecho a reunirse y que se les debe de respetar, y de paso ya que están reunidos y lo que hablan entre ellos, no es más que la verdad de lo que nos rodea, debemos escucharles. EHHHHH NO SOLO LOS POLÍTICOS, AQUÍ ENTRAMOS TODOS.

Y ME UNO, QUÉ COÑO ME UNO, Y SI PERDEMOS HABREMOS DADO UN POCO DE GUERRA, PERO POR AHORA SEGUIREMOS REUNIDOS HABLANDO ALTO.

¿Ana? ¿Y las elecciones?....

BUFFFFFFFFFFFFFFFF CREO QUE SEGUIREMOS INFORMANDOOOOOO.

Un beso para todos.

Y CLARO NO ME VOY SIN DEJAROS UN POEMA JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Artículo 21 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

sábado, 14 de mayo de 2011

NO QUIERO, NO QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO



NOOOOOOOOOOOO PERO ¿POR QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE? ¿POR QUÉ A MIIIIIIIIIII?

¿Ya estamos quejándonos, Ana? ¿TAMBIÉN HOY?

Si ya lo sé, que esto forma parte de la vida y esas cosas, pero es que como que cada vez me cuesta más.

Venga se valiente, que hoy es un día especial.

JOOOOOOOOOOOOOOOO que no quiero, de verdad. Vamos, que si que quiero seguir cumpliendo años, pero que no suenen a tantos que es que ya el número empieza a dar grima.

Llorona, que eres una llorona.

Que síiiiii, que lo séeeeee, que eso de la edad se lleva por dentro, y yo me siento super bien pero que tampoco me convence, que rápidamente la gente empieza a preguntarte eso de ¿Cuántos te han caído?

Y es que es eso, que cada vez caen más y más deprisa.

Vale, a ver, y cuántos te han caído.

¿Qué cuántos me han caído? Sí hombre… estoy yo como para recordarlo jajajajajajajajaja, que con saber que es mi cumpleaños ya es bastante castigo.

Valeeeee, que lo estoy dramatizando un poco, pero vamos que muy poco, porque como desate a la Jane Austen que llevo dentro, monto aquí un drama que acabamos llorando todos ehhhhh.

Pero no, tampoco hay que llorar. Voy a tratar de pensar en positivo. Ohmmmmmmmmmmmmmm

Venga, vale, te ayudo.

A ver Ana, lo mejor es que desde hace unos años la gente ya no te tira tanto de las orejas.

Y mejor… porque como mañana me tiren muchos me veo limpiando las aceras de la Comunidad de Madrid con los lóbulos de las orejas arrastras jajajajajajajajaja.

Siempre puedes pensar en eso de que las mujeres somos como el buen vino, que mejoramos con los años.

Bueno eso no te lo voy a discutir, aunque supongo que hablas por ti que estás divinamente y todos te echan menos años, porque a mi ayer me dio un chasquido la rodilla que no se yo, no se yo jajajajajajajajaja.

Me lo pones difícil ehhhh. Y esa comida de todos los años con tus padres.

Si como hace unos años que mi madre se confundió con el plato favorito de mi hermano y me arreo judías verdes, que las odioooooooooo.

Pero vale, lo reconozco, por eso si merece la pena, por poder estar con ellos, aunque la tarta ya veremos, que estamos en la apoteosis de la operación bikini jajajajajajaja.

Aunque bueno, está bien…. Qué leches, haciendo un gran sacrificio, un poquito comeré y como sea de esas con nata y fresas hummmmmmmmmmmmmmmmm

¿Y los regalos?

BUFFFFFFFF AHÍ SÍ QUE LE HAS DADO. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, y mira que soy de las que le gusta más regalar que la regalen, pero cuando llega este día, aunque me da vergüenza, ya sabes que me encanta que me regalen y todos los regalos acabo atesorándolos.

¿Qué me regalarán? ¿Qué me regalarán? Jajajajajajajaja, esto es peor que el día de reyes.

¿Y la fiesta con los amigos?

Pues sí, también… Porque en esos momentos me olvido de que he cumplido años y es una ocasión estupenda para pasarlo bien con la gente que quieres. Y este año GRAN FIESTAAAAAAAAAA.

No, si al final me has animado, no te voy a decir que no jajajajajajajajajajaja.

Bueno a ti, para animarte con poquito mujer, y que en el fondo las dos sabemos que vas de dura pero eres una sentimental aunque te cueste reconocerlo, y estás deseando que llegue mañana y recibir esa primera llamada.

¿De quién será? ¿De quién será? Jajajajajajajajajaja.



Pues sí mis queridos amigos, que siempre estáis ahí, hoy es mi cumple y si hay algo que me alegra es poder celebrarlo también con vosotros, aunque como siempre me queje un poco por todo, pero claro es que si no, no sabría que escribir a veces jajajajajajajajaja.

Un besazo enorme, y el que quiera puede servirse un trocitoooooo, o dosssssssssss jajajajajajajajajajajajaja, pero que me deje algo para cuando me levante ehhhhhhhhhhhhh.




martes, 3 de mayo de 2011

DE JARDINES Y QUE NO NOS PASE NÁ. ¿POR QUÉ? PORQUE HOY TOCA REIRSE



Antes de relataros a todos como lleva una persona, con una alergia impresionante, eso de ejercer como jardinera, hoy empezaré relatando la explicación de por qué en su día no acabé quemando y destrozando mi jardín, y para ello, saco del baúl de los recuerdos algo que escribí ya hace tiempo (hasta yo hoy leyéndolo me he reído, porque claro es que esto de leer cosas que escribiste hace mucho tiempo es como ver fotos antiguas, esas en las que te ves horrible con unas pintas que ni para que te cuento y no paras de reírte de ti misma).

Lo malo de heredar un jardín es tener que aprender a cuidarlo porque sabes que tus padres, tarde o temprano, vendrán a visitarte y lo examinarán con detalle.

Porque... aunque me vendieron la casa y en el lote iba incluido un surtido variado de vegetación con la que, en teoría podía hacer lo que me diera la gana, en el contrato de compra-venta, escrito en letra minúscula invisible, se incluía la clausula de "Ojo con lo que vas a hacer con los rosales y arbolitos de tu madre".

Claro, en estos años, no me ha quedado más remedio que adentrarme en el mundo de la jardinería, y cuando llega la primavera me tengo que poner manos a la obra porque aquí, en este pueblo, si no tienes un bonito jardín no eres casi nadie.

Si encima que soy forastera, no soy nadie, dentro de nada me cambiarán el apodo al de mujer invisible, y como que no, como que este año he decidido que la forastera gane ese dichoso concurso cuyo premio es que las entrañables asiduas y demás parroquianas que se congratulan con ellas, se pongan verdes de envidia, porque el verde es el color de la primavera, y seguro que las favorece, jajajajajajajaja.

Y ya que mi madre era reconocida por sus rosas tengo que demostrar aquello de "Dichosa la rama que al tronco sale".

Este concurso se trata de una carrera de fondo en el que gana quien luzca los mejores ejemplares.

Lo primero que hay que hacer si pretendes ganar es hacerte con un buen equipo de utensilios y herramientas: tijeras de podar (cuánto más grandes mejor), regaderas, rastrillos. Y si a eso le añades un gorrito y unos guantes haciendo juego, tu adversario pensará al verte que te lo tomas en serio y se sentirá intimidado.

Yo me compré el año pasado hasta una cortadora eléctrica para recortar los alibustres. Y vamos que si intimido, sólo me falta la careta para parecerme al de Vienes 13, jajajajajajajajaja.

Luego, tienes que hacerte ver en los viveros de los alrededores, donde puedes encontrarte a algunos de tus adversarios.

Un consejo: intenta jugar al despiste si lo que pretendes es comprar algún producto para acabar con el pulgón, porque si te pillan comprándolo pensarán que eres débil y eso les motivará más.

Y, cuando veas esas flores de temporada, acercate a ellas, pero con indiferencia, aunque te estés muriendo de ganas de comprarlas. Suelta algún buff como dando a entender "este año no son buenas", porque si te aceleras y pierdes el control, demostrando tu interés, comprarlas puede convertirse en una lucha encarnizada peor que la de las rebajas.

Después de la guerra sicológica, llega el trabajo duro, hay que embadurnarse de tierra (no te quejes que cuando éramos pequeños nos encantaba).

También ayuda conseguir un par de arañazos en manos y brazos tratando de enderezar y atar los rosales rebeldes (que siempre las heridas de guerra vienen bien para presumir).

Y, finalmente hay que acabar agotado regándolo todo para que quede bien limpito, y sacando lustre a las macetas (yo este año decidí crear en una zona, un patio al estilo cordobes, y sólo me falta cantar por sevillanas).

La verdad que una vez que has acabado, a lo mejor te pasa como a mi este año, que estás tan cansado que en lo último que piensas es en si habrás ganado o no. Sólo te apetece ver florecer esas rosas, los jazmines, la hierbabuena, mis cerezos, el ciruelo.... Y si encima lo haces sentado, acompañado de una cervecita fresquita, creo que no hay mejor recompensa.

Bueno sí la hay, es el mejor premio que se puede tener, cuando vienen mis padres a verme y entre el aroma de las rosas y de la tierra mojada te dicen "Qué bonito tienes tu jardín".

Y.... bueno qué leches, que si no gano este año, será el que viene ja ja ja ja ja ja ja ja.

Nota: Siempre es de agradecer que alguien acuda a mí, para decirme que estas entradas siempre le arrancan una sonrisa, aunque a veces uno no tenga ganas de sonreír por nada. Va para ti especialmente niña, bueno y también para el resto de niñas y niños, no tan niños,  que siempre buscan una sonrisa... (COÑO ME HE PARECIDO A MILIKI JAJAJAJAJAJAJAJA "HABÍA UNA VEZ, UN CIRCOOOOOOOO")

Un beso para todossssssssss.