jueves, 25 de noviembre de 2010

PRIMERAS CITAS, PRIMEROS BESOS JAJAJAJAJAJAJA. MIS RIDICULISMOS.






Bueno, hoy tenía pensado sacar una entrada nueva sobre un articulito bastante interesante que he encontrado, pero...

Joer con mis peros, siempre metiéndose de por medio.

Pero hoy he visitado a una amiga y leyendo su entrada, no se por qué me he acordado de algo que escribí, parte de mis ridiculismos (que ya séeeeee que no se dice así, pero es que a parte de ser una forastera en el lugar donde vivo, soy también Ana y sus ridiculismos se diga o no se diga así).

En esa entrada yo hablaba de la adolescencia, y también de las primeras citas, y de los primeros besos.

Va por tí.....

Pues sí hoy os hablaré de mis primeras citas con el sexo opuesto.

Y es que madre mía cuando el amor llama a tu puerta y eres una cría, bufffff, Parece que te transformas y desarollas en ti una cierta predisposición a los ridiculismos, y a esas vergüenzas ridículas.

¿Os acordáis de las mariposas previas a ver el chic@ que os gustaba? Y qué me decís de ese ataque de nervios de la primera cita, y ese "dios mío" qué me pongo ¿falda o pantalón? No, mejor pantalón, oooo ¿mejor falda? ja ja ja ja ja

Recuerdo yo una cita en la que me decidí por unos pantalones vaqueros, acompañados de una camisa de chorreras de un blanco inmaculado , al estilo del cantante de "las amistades peligrosas" que me encantabaaaaa.

Entonces, iba de madura por la vida, con tan sólo dieciséis años. Recuerdo que había quedado con el sujeto "A" y me llevo a un bar, y yo me pedí un better, que por culpa del estado de nerviosismo que tenía, y el exceso de crema de manos, acabo todito todo encima de mi blanca camisa.

Recuerdo la cara del sujeto "A" mirándome como diciendo "Qué mala suerte, me tocó la torpe", y mi cara más colorada que mi camisa y mis ganas de desaparecer y hacerme humo.

No hubo forma de limpiarla en el baño del bar pese a mis intentos. Menos mal que por entonces tenía un toque de queda muy estricto, y la cita acabó pronto, porque más vergüenza no pude pasar.

Y es que madre mía con el toque de queda. ¿Os acordáis de esas conversaciones de las primeras citas en las que no parabas de hablar y de hablar porque tenías miedo de que se hiciera el silencio, y mientras hablabas, sin embargo, deseabas que se hiciera y que te besarán?

Y siempre que al final te besabas, JODER, era cuando retumbaba el maldito toque y te tenías que marchar porque si no tu padre.... (y vosotros no conocéis como era el mío, que yo era la única niña de cuatro hermanos, imaginaros).

Ja ja ja ja, yo una vez hablé hasta de política, y entonces no tenía ni idea (ahora, la verdad, teniendo algo de idea, prefiero no hablar, para que veáis como evolucionan las personas).

Esos toques de queda maravillosos fueron acompañados de los primeros besos.

¿Quién no recuerda su primer beso? ya sé que es una pregunta obvia y que todo el mundo se acuerda, aunque algunos a lo mejor preferirían olvidar.

¿Cómo fue el mío? HORRIBLEEEEE, y joder, no consigo olvidarlo ja ja ja ja.

Yo tenía 15 años y conocí a un chico, el sujeto "B", más mayor que yo (tenía 23).

Lo confieso, no estaba enamorada de él, creo que simplemente me deje llevar por sus encantos y por el hecho de que a él parecía gustarle. Valeeee y porque entonces molaba decir que tenías un novio mayor que tú, y encima tenía moto.

La noche de los hechos, el sujeto "B" me tenía flotando entre halagos.

A las 21 horas cuarenta y cinco minutos (quince minutos antes del toque de queda), se dirigió hacia mi persona, atrayéndome con sus ojos fascinadores hacia él, y posando sus labios sobre los míos.

Y confieso que ese contacto me pareció maravilloso.

Lo que no me gustó, fue cuando su enorme, y digo, enorme lengua, porque era enorme, se abrió paso en mi boca abarcándolo todo y rozando mi campanilla.

Dios míooooo, me dio una arcada y no pude evitar empujarle, decirle "Lo siento, no puedo" y salir casi corriendo a mi casa, mientras contenía las ganas de vomitar.

El sujeto "B" se quedó blanco, y seguro que pensó "No, si el que con niños se acuesta: vomitona al canto ja ja ja ja.

Lo peor de ese primer beso, a parte de besar a alguien que realmente no me gustaba, fue el sentimiento que tuve de que nunca sería capaz de volver a besar. Aunque luego, con el paso del tiempo, descubrí que al parecer el que no debía de saber besar era el sujeto "B", y yo, fui aprendiendo, como todos, en este maravilloso arte.

Aunque no os creáis, en esta fase de aprendizaje de besos, porque entonces sólo se besaba, y lo demás era pecado (acordaros que yo seguía en el colegio de monjas y que era muy peque) conocí a un par de ellos que seguro eran de su club.

- Sujeto "C": también conocido como "Voy y te beso con tanto ímpetu, que choco mis dientes contra tus labios, para que te parezcas a Tina Turner" (que golpe me metió el animal, parecía que me habían pegado un puñetazo en la boca).

- Sujeto "D": también conocido como "Mi boca es como una ventosa dispuesta a succionar todo el aire de tus pulmones" (este sujeto a mi me gustó mucho, hubiera aguantado sus besos, de no haber sido porque se entero de que le iba llamando ventosa, y claro me mando a la mierda, porque las verdades duelen ja ja ja ja).

- Sujeto "E": también conocido como "Soy una fábrica de producción de saliba, así que vete preparando para tragar" (bufffff este si que fue difícil, pero mejor os ahorro los detalles).

Creo yo que todos estos sujetos, en verdad, también estaban en fase de aprendizaje, y quiero creer que ahora lo hagan mejor, igual que yo, que seguro que cuando empecé, también hice algo mal, aunque modestia aparte, nunca se quejaron, no como yo, que a veces soy una queja con patas.

Pero lo reconozco, sí hubo un primer beso perfecto, que es el que yo intento recordar siempre, pero de ese, de ese, de ese, algún día os hablaré en mis cuentos.

Un besazo para todos.

14 comentarios:

  1. Graciasssssss re locaaaaaa!!!! jajajajjajajaja
    Ese beso... en ese entonces iba a un colegio de niñas,jajjaja (secundario) y bue... éramos tannnnnn pobresssssss,jajjaja tannnnnn reprimidas q en cuanto apareció mi príncipe azul y me comió la boca de un beso, fue genialllllllllll, a tal punto q yo no sabía q hacer con mi lengua y casi me atraganto,jajajaja.
    Mira las cosas q me haces decir... Besotes Anita.
    Nunca me cansaré de agradecerte las risas q me regalas en cada post.

    ResponderEliminar
  2. Ja ja ja. Siempre que pasa por aquí me llevo una sonrisa dibujada en mi cara. Gracias por compartir esos recuerdos. Y por abrirte de esa manera.

    Yo tenía 14, ella 17. Me besó. Me mareé tanto que tuve que disimular. Tenía que aparentar madurez y hombría. Pero aquel beso que no fue el primero pero si el que se me quedó grabado, me dejó cao.

    Que tengas buena tarde.

    Un cariñoso abrazo.

    Me encanta cuando las mujeres se desnudan, como tú, en el buen sentido de la palabra.

    ResponderEliminar
  3. Uy, mi primer beso fua a los 13, en la secundaria me pillo una chica mayor que yo y debio verme la cara de perro asustado, asi que entre platica me pregunto que si me gustaban los besos, y yo (con mi misma cara de perro en periferico) le dije que no sabia, que nunca habia dado uno, abrio los ojos como platos, y despues de reirse un poco... zas!... me pego tremendo beso, y yo le pegue... tremenda babeada.

    Oye, pero a tus conejillos de india no les fue tan mal, especialmente a "A", ya quisiera yo que mi cita se vaciara la bebida encima, seria como concurso de camisetas mojadas pero en privado :P

    Lo que si me doy cuenta, es que se han conocido dos re locasss, Bonita y ana... solo faltan cuatro jinetes cabalgando por el cielo!

    Besotes Ana!

    ResponderEliminar
  4. yo 16 y el 19...mmmm, qué bonito fue
    y qué recuerdos!!! jajajjaja
    me ha gustado lo de sujeto A, sujeto B...etc

    jajajajjaja
    eres la mondaaaaaa

    un beso wapíiiisimaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  5. puuuffff, era verano y ni se si había luna ni su fase
    Antes de las fiestas patronales de Gredos, posiblemente catorce años, ella dijo que quince, pero con tablas sobrantes
    tomó mi mano y la llevó a su seno, mientras inclinaba la cabeza y dirigía mi primer beso
    Aquello fue como el primer cigarro...bueno lo dije por la flojera de piernas y el mareo
    Fue bonito, aún recuerdo ese sabor dulce especial
    de saborear saliva ajena y sentir en tí un órgano ajeno a tí , con vida propia
    Ana, señora de la luna, gracias por tus palabras en mi blog, siempre seras bienvenida
    beso ( casto )

    ResponderEliminar
  6. ajajajajajaa que recuerdos los primeros besos pero como dices algunos mejor olvidarlos ajajaj
    me encanto te entrada como siempre cielo
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Tus historias son muy buenas, Ana, me divierten mucho y me muestran el alma de una mujer, alma que jamás seremos capaces de conocer a fondo... por incapacidad propia de nosotros los hombres, digo. Pero basta de solemnidades y adulaciones.
    Mi primer beso tuvo gusto a patatas y arvejas, la muchacha en cuestión estaba cenando y salió de su casa para regalarme ese ósculo con sabor a guisado. Estaba sabroso, por cierto... el guisado. ;)
    Te dejo un beso (con sabor a chocolate) mi querida amiga blogera.
    Humberto

    ResponderEliminar
  8. jajaja que bueno ! yo recuerdo que mi primer beso no me gusto nada y apreté los dientes para que el chico no metiera la lengua, pero el segundo ... ains el segundo ... fue de aquellos que no quieres que terminen nunca ...

    ¡Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  9. Siempre es interesantísimo leerte. Tienes una sencillez para contar las cosas que a veces parece que leo mi propio diario, jeje...
    Hoy elegiste el tema de esos primeros besos, y me he reído por la naturalidad con la que los describes, jajaja...eres la leche...
    Saludos Ana !

    ResponderEliminar
  10. Mi primer beso...yo 15 y él 17...un morenazo guapísimo...primo de una amiga...que me pilló casi, casi por sorpresa...no fue como tus experiencias...pero si que no sabía que hacer...y él era un hombre experimentado...jeje...besooss

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito el post lleno de buenas emociones,
    me hiciste recordar los primeros besos.
    un placer pasar por tu casa.
    te sigo guapa.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Creo que hay tantos pensamientos y emociones en torno a ese primer beso, que no se llega a disfrutar del todo…lo cierto es que yo ya no recuerdo como fue, precisamente porque supongo que iría acompañado de ese cúmulo de sensaciones indescriptibles…los siguientes…ya fue otro cantar ;-)

    Un placer amiga visitarte, me has arrancado unas risas en un día triste y lluvioso…

    Muackss!!

    ResponderEliminar

Todo lo que digais será escuchado y tenido en cuenta. Sin vosotros esto no funcionaría.